Este 2020 se nos presenta extraño y diferente en todos los sentidos, también para las competiciones deportivas. Debido a la crisis sanitaria se han suspendido la mayoria de las carrera de trail, pero eso no ha impedido que las corredoras andorranas Mireia Molins y Sabrina Solana sigan coronando picos.

Durante la última semana de julio y la primera de agosto las corredoras han diseñado sus propios retos deportivos trazando rutas que recorrían la escarpada geografía andorrana.

RETO BIZIPOZ

Mireia Molins se lanza el 26 de julio a realizar el reto Bizipoz, con este reto, la corredora persiguío el reto de enlazar las 14 vías ferratas yendo de una a la otra caminando/corriendo en un total de 24 horas. Durante el recorrido contó con varios acompañantes, hasta Canillo estuvo acompañada por Mateo Lopez, allí se unió Andrea Sinfreu durante dos vías y en las vías de Ordino estuvo acompañada por Carles Rossell y Jesús Vilella. El equipo de asistencia estuvo conformado por Gisela, miembros de la familia de Mateo López y Christo Cabarrot.

Esta ruta ha servido para dar a conocer el trabajo de Agua de Coco y recaudar fondos para la campaña de escolarización de niños y niñas en madagascar y Camboya.

 

VUELTA FENIX

El 6 de agosto la corredora andorrana, Sabrina Solana, consigue el reto «Vuelta Fenix» coronando todos los picos de 2900 metros y tres estripagecs de la geografía de Andorra en 24 horas. Esta ruta conmemora la carrera los 2900 en el que participó el pasado año, 2019. Este ha sido un doble reto ya que los fondos conseguidos durante su ruta han sido donados a Agua de Coco.

 

En total, entre los dos retos deportivos se han obtenido 439€ que se destinarán a la campaña de escolarización de niños y niñas en Madagascar y Camboya. Con tan sólo 10€ podemos escolarizar a un niño o una niña durante todo un curso escolar.

Desde Agua de Coco queremos dar las gracias a Mireia Molins, Sabrina Solana, a sus equipos técnicos y deportivos y a todas as personas que han participado en el reto a través de sus donaciones.

 

X
X