Con estos 15€ podemos acoger a 2 niños o niñas víctimas de maltrato en uno de nuestros proyectos (Centro de Educación Nutricional o Residencia de Adolescentes) durante una semana.
Con la donación de 25€ podemos prestar atención psicosocial y realizar un informe sanitario y ginecológico a un niño o niña víctima de maltrato.
Donando 30€ podemos sensibilizar sobre los derechos de la infancia a 30 personas, entre las que se encuentran familias, jefes locales, autoridades políticas y de seguridad
Con estos 50€ podemos hacer el seguimiento de tres casos de maltrato y el acompañamiento frente a autoridades competentes

CONTEXTO

Son muchas y muy diversas las causas que provocan la vulneración de los derechos de la infancia en un contexto como el de Madagascar, así como las maneras de vulnerarlos: la explotación laboral infantil, trata, explotación física y sexual o la violencia doméstica son algunas de ellas.

 

Una de las principales causas es la pobreza, el 78% de la población de Madagascar vive bajo el umbral de la pobreza (con menos de 1’90€ al día), y al hablar de pobreza infantil, se trata del 70% de los menores malgaches.

 

Analizando la pobreza infantil* como un déficit de necesidades básicas como la nutrición, sanidad, desarrollo, educación, protección, agua/saneamiento y habitabilidad, la región Atsimo Andrefana, en la que trabaja Agua de Coco, es una de las regiones con mayor déficit de bienestar durante la infancia, donde casi uno de cada dos niños (49,3%) no tiene cubiertas 4 de estas 8 necesidades básicas.

 

En este sentido la relación entre la falta de medios materiales y la violencia doméstica es indirecta pero real. La falta de medios para cubrir la alimentación básica de los miembros del hogar puede ser la causa de que los hijos dejen de ir a la escuela para dedicarse a trabajar en la extracción de minerales. O la falta de medios para cubrir las necesidades básicas de todos los miembros de la familia puede arrastrar a las hijas a la prostitución.  

 

A su vez la sociedad malgache es una sociedad gerontocrática, es en las personas ancianas en quienes reside la toma de decisiones frente a los más jóvenes, aunque esto no es sinónimo de violencia hacia la infancia, una mayor sensibilización sobre los derechos de la infancia puede ser esencial para que se tengan en cuenta y prevalezcan los derechos de los menores frente a otros intereses dentro del seno de la familia.

 

Fuente:  Informe «Les privations multiples des enfants à Madagascar» Oct. 2020. UNICEF

 

DATOS SOBRE MALOS TRATOS EN LA INFANCIA
Según un estudio de UNICEF sobre el estado de la violencia a la infancia en Madagascar en el que han participado 2500 personas encuestadas entre las que se encuentran jóvenes, personal médico, trabajadores sociales, policías, magistrados, personal docente, padres y otras personas, se extraen los siguientes datos:

  • El 89% de los jóvenes dice haber sido víctima de castigos corporales en su familia, es decir, casi 9 de cada 10 jóvenes
  • El 65% de los encuestados considera que el castigo corporal es apropiado en el hogar.
  • Más de la mitad de los jóvenes dicen haber sufrido violencia en las escuelas.
  • El 29% de los jóvenes acepta el castigo corporal en las escuelas.
DATOS SOBRE ACCESO A LA EDUCACIÓN
  • En 2019 el porcentaje de escolarización era de 36.8%
  • Tan solo el 10.17% de los estudiantes de primaria consiguen pasar al ciclo de secundaria.
  • Número de personas analfabetas mayores de 15 años en 2018: 3,925.972. Hombres: 1,752,162 Mujeres: 2,173,810
  • Los niveles de alfabetización de personas mayores de 15 años en 2018 eran de 74.8% Total.
  • 77.3% Hombres
  • 72.4% Mujeres

Fuente: Inforamación General sobre Educación y alfabetización del Instituto de Estadísticas de la UNESCO

 

DATOS SOBRE EXPLOTACIÓN LABORAL INFANTIL
UNICEF estima que 10.800 niños en Madagascar, trabajan en la extracción y clasificación de mica. Esta cifra es tan solo una parte del total de niños y niñas que trabajan en el país, se estimado que más de 5.7 millones, casi la mitad (47%) de la población menor de 18 años.

Más de 230.400 niños y niñas malgaches están involucrados de alguna manera en la minería (en la extracción de oro y piedras preciosas) y el resto trabaja en la agricultura.

Fuente: Informe sobre Trabajo Infantil en Madagascar en el sector de la Mica

Sobre la Plataforma de Protección de la Infancia
La Plataforma de Protección a la infancia de Tulear nació en mayo de 2020 a partir de la urgencia del aumento de casos de maltrato infantil en la región como consecuencia de la pandemia del COVID-19. En ese momento, Agua de Coco Madagascar, junto a otras 11 entidades de sociedad civil de Tulear decidimos unir nuestras fuerzas y recursos para crear este proyecto que tanto hacía falta a la infancia.

Esta Plataforma tiene como objetivo promover y sensibilizar a la ciudadanía sobre los derechos de la infancia, así como atender y acompañar a las víctimas y sus familias en casos de malos tratos. Desde su creación se han abierto 91 dossiers y se han atendido 300 victimas de maltrato. De estos casos hemos acogido en nuestros proyectos a 78 niños y niñas, 23 niñas en la Residencia de Adolescentes y 55 en nuestros Centros de Educación Nutricional, además hemos ofrecido asistencia sanitaria a 11 de ellos.

Con esta campaña queremos conseguir los fondos suficientes que nos permitan realizar la labor por la que ha nacido este proyecto.  Queremos llegar a los 20.000€ con los que podremos cumplir con los siguientes objetivos:

 

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA
Organización de charlas de sensibilización sobre derechos de la infancia y malos tratos, dirigidas a jóvenes y ciudadanía en general. Estas charlas de sensibilización las haremos a través de reuniones con las autoridades, eventos culturales, en los centros educativos y en nuestros proyectos.
Financiación de campañas de comunicación, cartelería, diseño web y comunicación interna y externa de la plataforma.
Reuniones con jefes locales, directores de centros educativos y fuerzas de seguridad para concienciar sobre la importancia de llevar todos los casos por la vía judicial y dejar atrás la práctica de los arreglos amistosos.

Atenderemos a las víctimas de malos tratos escuchándolas, acompañándolas, haciendo seguimiento de su caso y acogiéndole en nuestros proyectos en caso de ser necesario, centros educativos, residencia o centro de educación nutricional.

Para casos de mayor gravedad hablaremos con las autoridades locales pertinentes.

Seguimiento y gastos derivados de los casos denunciados por parte de los padres y/o victimas: informes ginecológicos, estudios sanitarios, psicosocial, gastos burocráticos y transporte.
Gasto de contratación de personal que acompañe y de seguimiento a los casos: abogada, personal administrativo legal
Contratación de personal para gestión administrativa y comunicación de la Plataforma de Protección a la Infancia

Diseño de imagen de campaña: