Se confirman los primeros casos de covid_19 en Madagascar

El pasado 20 del marzo el presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, confirmaba los primeros tres casos de Covid_19 en la Gran Isla. La isla se enfrenta a esta crisis con medios sanitarios deficitarios, pero con medidas preventivas que se anticipan a la propagación del virus.

Madagascar se encuentra en el puesto 11 entre los países por menor Índice de Desarrollo Humano. Esto se traduce en unos niveles de malnutrición crónica altísimos que ataca sobre todo a la infancia, el 21,800 niños y niñas sufren malnutrición crónica severa y un 44,4% de la población sufre malnutrición. Ante este panorama llega el virus que está atacando a la gran mayoría de países del mundo por igual, sin discriminar a ningún país en función de su nivel de desarrollo, los medios y recursos que tengan para hacer frente a esta epidemia.

 

La anticipación es la clave

Las experiencias previas en los países precedentes de este virus, han hecho que la alerta sanitaria haya llegado con mucha mayor antelación que en muchos otros países. Con tan sólo tres casos confirmados las autoridades han dado la orden suspender todos los eventos culturales y cerrar todos lo centros educativos durante 15 días.

Los casos confirmados son un ciudadano malgache de 41 años que regresa de un viaje a Francia, un ciudadano malgache de 19 años que regresa de Islas Mauricio y un ciudadano malgache de 45 años que regresa de un viaje a Francia. Los tres se encuentran estables y están siendo atendidos en el Hospital Andohatapenaka, el centro de salud autorizado para recibir casos de Coronavirus.

 

Seguir cooperando en medio de la alerta sanitaria

Agua de Coco lleva más de 20 años trabajando en el sureste de la isla con proyectos de desarrollo que se centran en tres ejes, educación, sanidad y medio ambiente. Estos tres ejes están presentes en la mayoría de los proyectos que se desarrollan en Madagascar, teniendo gran importancia la nutrición en los proyectos educativos y la educación en los proyectos de nutrición. Actualmente más de 2000 personas reciben un plato de comida diaria, la mayoría de ellos como parte de sus programas de estudios. Ante la alerta sanitaria, Bel Avenir, contraparte de Agua de Coco en Madagascar se ve obligada a cerrar sus centros escolares, lo que obligará a buscar alternativas para que los y las personas beneficiarias de estos proyectos no se vean afectada su alimentación diaria. “Tendremos que tomar todas las medidas necesarias para que esto no llegue a más, pero en un país que no cuenta con medios tan básicos como mascarillas o jabón desinfectante se hace muy complicada la situación” afirma José Luis Guirao, presidente y fundador de Agua de Coco residente en Madagascar.

 

Los estragos de la alerta en Europa

Esta alerta sanitaria en Madagascar llega a unos días de que se activaran todas las alarmas en Europa, obligando al cierre de escuelas y establecimientos en general y la cancelación o aplazamiento de todos los eventos. Una de las fuentes de financiación más importantes para Agua de Coco son los eventos solidarios, al tener que aplazar un gran número de eventos que había programados para estos meses la financiación de nuestros proyectos en terreno se ve también afectada.

A su vez, durante los últimos días, las embajadas y consulados de los países afectados han ido solicitando la repatriación de sus ciudadanos en países extranjeros. Este goteo de partidas inesperados ha afectado a los proyectos ya que muchas de las personas voluntarias y trabajadoras se han visto obligadas a abandonar sus puestos y volver a sus países por su propia seguridad.

Nos enfrentamos a una crisis sanitaria sin precedentes, que toca a todos por igual, pero ante la que la capacidad de resiliencia de cada país marcará la dureza de sus consecuencias.

 

 

 

 

 

 

X
X