El centro agroforestal de Mangily de la ong Bel Avenir, nuestra contraparte en Madagascar, acaba de abrir las puertas a una nueva residencia de adolescentes que acogerá a 25 chicas adolescentes procedentes de los barrios más desfavorecidos de la ciudad donde recibirán alojamiento, manutención y formación. Estas jóvenes proceden de familias en riesgo de exclusión a quienes la manutención y el coste de la educación de sus hijos e hijas se les hace imposible de asumir. Por eso, a través de este proyecto no sólo se contribuye al desarrollo personal y educativo de las jóvenes  también se apoya a sus familias permitiéndoles el crecimiento económico durante los años en los que sus hijas permanezcan en el centro.

A su vez, con este centro, las adolescentes permanecerán alejadas de las redes de explotación física y sexual, una situación muy frecuente en el municipio de Mangily, ciudad con gran afluencia turística y con un gran atractivo por temas como la explotación sexual.

En Agua de Coco trabajamos para asegurar el futuro de la infancia y sus familias, teniendo la «Educación como motor del desarrollo».

 

X
X