La crisis del COVID19 está dejando a millones de personas desprotegidas, sin recursos para afrontar el día a día, sin la asistencia sanitaria necesaria para salir de la enfermedad y sin la protección que asegure que sus derechos humanos no van a ser vulnerados. Pero, sin duda, uno de los colectivos más vulnerables durante esta crisis es la infancia “La falta de escolarización, la convivencia en entornos familiares poco seguros, donde las tensiones se intensifican como consecuencia a la falta de trabajo y alimentos… todo esto se convierte en el caldo de cultivo perfecto para situaciones de malos tratos y abusos a menores” nos explica José Luis Guirao, presidente y fundador de Agua de Coco.

El aumento de casos como consecuencia del COVID-19 viene acompañado de la reducción de servicios públicos de protección al menor, según datos de UNICEF, 104 de los 136 países encuestados reportan interrupción en los servicios estatales de atención al menor.

Aumenta el trabajo infantil

A parte del maltrato físico y psicológico en el entorno del hogar familiar, uno de los principales abusos que sufre la infancia en muchos países del mundo es la explotación laboral. A un año de que se celebre el Año Internacional de la Eliminación del Trabajo Infantil, declarado por Naciones Unidas, la crisis sanitaria del COVID-19 provoca un repunte en el número de niños y niñas que se dedican a actividades económicas. Esto viene provocado por el cierre de escuelas, la falta de ingresos en la familia y el debilitamiento de los sistemas estatales de protección a la infancia.

 

Y ¿en Madagascar?

La situación de la infancia en Madagascar siempre ha sido difícil. En Madagascar sólo 1 de cada 3 personas terminan la educación primaria  y el 47% de los menores de 5 años sufren malnutrición aguda. Además, es uno de los países con mayores índices de trabajo infantil y el matrimonio y el embarazo precoz es una realidad cotidiana.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, las medidas de prevención decretadas por el gobierno han conllevado el cese de los trabajos profesionales y el cierre de centros educativos durante más de dos meses. Además, el cierre de fronteras y las medidas de confinamiento han provocado el constante aumento del precio de los alimentos y con ello el aumento de la delincuencia. Todos estos factores dado se traducen en más casos de malos tratos hacia mujeres, niñas y niños; y más explotación física y sexual en niños, pero sobre todo niñas (violaciones, prostitución, embarazo y matrimonio precoz…).

 

RESPUESTA DE AGUA DE COCO

En Agua de Coco nos hemos percatado de que el cierre temporal de nuestros centros educativos en cumplimiento de las premisas del Gobierno de Madagascar y del cierre del resto de centros de la región ha provocado el aumento de la violencia hacia la infancia. Pero a la espera de que se reabran los centros educativos, no podemos quedarnos de brazos cruzados, por eso estamos llevando a cabo dos iniciativas para asegurar la protección de la infancia en la región, el reparto de Kits Vuelta al Cole entre nuestros estudiantes y la creación de una Plataforma de Protección a la Infancia en Tulear.

 

Kits Vuelta al Cole

Cada año repartimos entre nuestros estudiantes un kit con material escolar con todo lo necesario para poder desarrollar sus estudios con normalidad. Pero este curso se presenta diferente, por eso, hemos incluido en nuestros kits otros elementos que aseguren la prevención frente al COVID-19, la protección y la seguridad de nuestros estudiantes.

Los incluyen:

  • Material Escolar: 1 libreta, 1 lápiz, 1 goma de borrar, 1 regla, pegamento, compás.
  • Material de prevención frente al COVID-19: Para evitar posibles contagios tanto en las escuelas como en la calle, se entregará a cada estudiante una mascarilla confeccionada en nuestros propios talleres de costura y bordado y una pastilla de jabón. Además, en las aulas aplicamos la distancia de seguridad entre alumnos y hemos colocado grifos de lavado de manos.
  • Lámpara Solar: Dentro de cada pack incluimos una lámpara Light Humánity, que se recarga con energía solar para que puedan estudiar en sus hogares a pesar de la falta de sistema eléctrico o los constantes cortes de luz. Esta lámpara no sólo servirá a los estudiantes, también servirá a toda la familia. Además, es una herramienta para que los niños y niñas puedan caminar durante la noche con más seguridad.
  • Acompañamiento y seguimiento: Ofrecemos a nuestros estudiantes sesiones mensuales de seguimiento y acompañamiento con ellos solos y con sus familiares, para conocer la situación personal de cada alumno y detectar posibles casos de maltrato, abuso o cualquier tipo de problema que afecte al estudiante.

 DONA UN KIT AQUÍ

Plataforma de protección de la Infancia en Tulear

Ya hace tiempo que Agua de Coco y otras organizaciones regionales asistimos a la falta de compromisos en materia de protección a la infancia por parte de las plataformas estatales, por esta razón nos hemos organizado 12 entidades de la sociedad civil de Tulear para crear una Plataforma de Protección a la Infancia en la región de Tulear. Esta plataforma está coordinada por Bel Avenir y cuenta  con el apoyo financiero de Unicef y con el apoyo de los profesionales que conforman la Red Internacional de Agua de Coco (abogados, docentes, sanitarios, psicólogos…). En estos momentos la Plataforma se está constituyendo formalmente mientras recaba toda la información posible sobre casos de malos tratos en la infancia gracias al apoyo de delegados comunitarios.

X
X