fbpx

Émilie, es la responsable del proyecto de Seguimiento Nutricional dentro del eje social de Agua de Coco. Nos cuenta un poco sobre las acciones llevadas a cabo en la lucha contra la malnutrición y la importancia de las legumbres
¿Cuáles son vuestras actuaciones más importantes en la lucha contra la malnutrición?
En primer lugar, la distribución diaria de complementos nutritivos como la moringa y el extracto foliar de lucerna a los beneficiarios y beneficiarias de los comedores de Agua de Coco (en el Colegio de las Salinas, en los Centros de Educación Nutricional, en la Escuela de los Zafiros y en el Hogar Social) y en establecimientos asociados; por otra parte formamos a las madres para que cocinen alimentos ricos en vitaminas y hierro como las judías rojas o los cacahuetes, también distribuimos hierro a las madres y adolescentes beneficiarias, etc.
¿Cuántas veces a la semana se sirven legumbres a los beneficiarios?
Los beneficiarios y beneficiarias de los comedores consumen legumbres cuatro veces por semana complementándolas con carne, maiz, pescado o pulpo, etc.
¿Pensáis que las leguminosas permiten luchar contra la malnutrición? ¿Por qué?
Sí, las leguminosas contribuyen a luchar contra la malnutrición por ser ricas en elementos nutritivos como el calcio, hierro, fibra, minerales, etc. y al ser de fácil acceso para la población (algunas legumbres como las lentejas y las carillas son bastante asequibles) todo el mundo puede beneficiarse de sus ventajas.