fbpx
Aunque el final de la epidemia se acerca, sigue habiendo un importante aumento de casos diariamente y el brote que ha afectado a más de 54 distritos en Madagascar podría durar hasta 5 meses más. Como respuesta, Agua de Coco lanza una campaña para hacer frente a esta situación.

Este año la peste ha afectado de dos formas poco habituales a Madagascar: antes y de forma muy rápida. Al extenderse más allá de las zonas normalmente afectadas, la inquietud ha ido aumentando entre la población de la isla, y de los territorios y países vecinos. La peste es ante todo una enfermedad que afecta a las poblaciones más vulnerables, por lo que la malnutrición y la pobreza tanto en las zonas urbanas como en las rurales son factores que han agravado la propagación la peste durante este año.

Entre los meses de agosto y noviembre de 2017, los datos oficiales han notificado más de 2119 casos de peste sospechosos, probables o confirmados. Y 171 de ellos han sido mortales, según datos de la OMS. El brote actual es de una gravedad inaudita y la temporada de peste aún puede durar cinco meses más.

La labor de Agua de Coco
Tras los primeros datos oficiales del Ministerio de Salud Pública de Madagascar en septiembre, la fundación Agua de Coco ha reconocido la gravedad de la epidemia. En Madagascar se ha coordinado rápidamente con las autoridades sanitarias de las dos regiones en las que intervenimos (Región Atsimo Andrefana y Alto Mastiatra) para participar activamente en la gestión de la peste a nivel regional.

Esta movilización por parte de nuestra organización se ha materializado en un plan de medidas de urgencia puesto en marcha des de finales de octubre y durante la llegada de los primeros casos en las zonas de intervención de Agua de Coco. Estas medidas se han centrado en la ayuda a los beneficiarios a través de la prevención, información y reducción del riesgo. Además, Agua de Coco ha proporcionado ayuda a las estructuras sanitarias públicas también a través de la entrega de materiales.

Actuar contra la peste en el movimiento global de la solidaridad
Aunque los antibióticos y el tratamiento sintomático sean eficaces, siempre y cuando diagnóstico sea precoz, no podemos permitirnos esperar hasta la próxima epidemia.
Por ello, es importante intensificar los esfuerzos junto a la población del sur de Madagascar, la zona más pobre del país. En este sentido, en Agua de Coco disponemos de distintas acciones que tienen este objetivo. Para ello, este año Agua de Coco se une al movimiento solidario #GivingTuesday, para recaudar fondos para el control y prevención de esta epidemia, que aventura a extenderse entre los más vulnerables.

Todo lo recaudado es este #GivingTuesday se dedicará para llevar a cabo acciones contra la desnutrición infantil y de las mujeres, reforzar las medidas de protección con la educación en higiene, la sensibilización acerca de algunas enfermedades y el acompañamiento de las personas más desfavorecidas hacia las estructuras sanitarias y garantizar una educación de calidad para los jóvenes que serán los futuros adultos de su comunidad y podrán crear verdaderos cambios en su conducta.

Para colaborar, se puede acceder a: http://givingtuesday.es/projects/actua-contra-la-peste-en-madagascar/  y colabora para combatir la peste en Madagascar.