Formación agrícola, ganadera y en ecoturismo

Las Granjas Escuelas de Mangily y de Fianarantsoa constituyen dos centros de formación profesional agrícola y ganadera de referencia en todo el país, y cada año acogen a unas 120 personas en total (40 en Mangily y 80 en Fianarantsoa): se trata de adolescentes en riesgo de pobreza extrema y exclusión. La finalidad de estos proyectos de desarrollo integral es la formación y preparación de los y las jóvenes para su inserción en la sociedad malgache, a través del aprendizaje y de la capacitación de un oficio digno y de unos conocimientos higiénicos, sanitarios y domésticos necesarios para desenvolverse de forma autónoma en la vida diaria. A los y las jóvenes se les enseñan técnicas sostenibles de gestión de recursos y de producción, para fomentar el desarrollo sostenible de las comunidades y de su entorno.

Desde 2014, la Granja Escuela de Mangily abrió sus puertas para formar a cuarenta jóvenes de entornos empobrecidos, sobre métodos sostenibles de agricultura y ganadería así como de ecoturismo. Teniendo a disposición un jardín botánico, campos y rebaños, se les forma durante en año sobre el respeto el medio ambiente mientras aprenden a administrar mejor los recursos naturales. Cada estudiante dispone de una parcela para aplicar lo que ha aprendido acerca de su propia cultura, lo que en parte beneficia a su familia.

La formación activa en ecoturismo también se practica sobre una base diaria. Los y las estudiantes siguen las actividades del Hôtel Solidaire Mangily para aprender y poner en práctica el concepto de solidaridad y turismo sostenible. También disfrutan de un comedor en el que se suministra una parte de la producción que ellos mismos han producido.

Además, esta producción sostenible ofrece productos orgánicos de alta calidad para abastecer los comedores de otros centros de Agua de Coco (Centros de educación ambiental, Escuela de las Salinas, Centros de Educación Nutricional, etc) y el restaurante del propio Hotel.

Además, una gran plantación de moringa permite la producción de polvo de moringa, un suplemento dietético rico en vitaminas y calcio distribuidos en comedores sociales de Agua de Coco, que es un gran aliado para la prevención de la desnutrición de las niñas y niños más desfavorecidos. Para evitar los riesgos de la prostitución y el embarazo precoz, las niñas en la son acogidas de lunes a viernes en una residencia donde aprenden a vivir en comunidad y comparten momentos divertidos a través de talleres.

Cada año, aproximadamente sesenta jóvenes de 16 a 23 años participan en el programa de formación agrícola y ganadera de la Granja Escuela de Fianarantsoa. Estos jóvenes, desde el mundo rural, aprenden a trabajar el campo, cuidar del ganado y proteger el medio ambiente. La Granja Escuela se compone de un centro de formación de más de dos hectáreas de cultivos (jardín botánico, campos de arroz, viñedos, viveros, jardín,…) y un espacio para la cría de gallinas, cebúes, cabras, cerdos, etc.

El objetivo es que los jóvenes aprendan a trabajar de manera productiva y sostenible y sean capaces de aplicar los conocimientos a sus propias tierras. Además, los alumnos y alumnas realizan otro tipo de actividades como albañilería, carpintería, cestería, apicultura, etc.

Para asegurar una buena integración social, desde 2014 se abre una pasantía a las niñas de la Granja Escuela. Así, las niñas aprenden a vivir en comunidad con una más amplia supervisión educativa y talleres de sensibilización, costura, cestería, etc. El primer objetivo es prevenir el embarazo precoz y la exclusión social.

Proyectos relacionados

Recibe nuestras novedades en tu correo electrónico

X
X