ganadores-rifa-paolo-camille-agua-de-cocoPaolo Prosperi, nacido en Roma (Italia) hace  37 años, es el ganador de este año de nuestra rifa de un viaje solidario a Madagascar para dos personas, dentro de nuestra campaña anual de escolarización. Viaje en el que el ganador y su acompañante tienen la oportunidad de visitar nuestros proyectos sociales, ambientales y de educación además de fomentar el tan necesario turismo alternativo y sostenible.
Paolo, investigador en Agroeconomía y Seguridad alimentaria  en la Universidad de Pisa, conoce Agua de Coco gracias a su amigo Adolfo Rolo, compañero de Agua de Coco en Madagascar desde hace más de 3 años. “Adolfo siempre me ha hablado de los proyectos que lleva a cabo Agua de coco y siempre me han parecido tremendamente interesantes. Creo que todos los programas son importantísimos pero a mí los que más me seducen son los relacionados con la lucha contra la malnutrición. Una seguridad alimentaria satisfactoria permite que las personas sean más libres a lo largo de sus vidas. De todas formas esto no significa que la educación, integración social y la protección del medio ambiente yo lo considere menos importante. Todo, el eco-turismo en las granjas escuela, el turismo solidario, la creación de su hotel solidario Mangily…la verdad es que nada tiene desperdicio”.
Este joven investigador italiano es asiduo comprador tanto de lotería de Navidad como de boletos de todas las rifas que Agua de coco organiza durante sus campañas “es la manera que tengo de poner mi granito de arena para ayudar a los trabajos de la ONG”.

 

Paolo ya tiene decidido con quien disfrutará de su estancia en  Madagascar aunque no sabe cuándo. Él y su pareja Camille tienen pendiente hablar con nuestros compañeros de Bel Avenir y, juntos, decidirán cuál puede ser el mejor momento para llevar a cabo esta aventura. “Será pronto porque ya tengo muchísimas ganas de ver cómo gestionan todas las actividades relacionadas con la formación y producción agrícola. ¡Cómo lo vamos a disfrutar! Muchísimas gracias por darnos esta maravillosa oportunidad”.

¡Hasta pronto Paolo!