Hola, me llamo Sreynory y tengo 11 años. Vivo con mis padres y mis cuatro hermanos.

Como mis padres no pueden trabajar, mi hermano es el cabeza de familia. Trabaja en la construcción siempre que le llaman para algún encargo.

Antes, mi madre solía vender en el mercado ratones que mi tío cazaba en los campos de arroz, pero se rompió la pierna y ahora no puede montar en bicicleta para ir al mercado, así que se queda en casa y yo le ayudo con las tareas diarias.

Mi padre era soldado y le dispararon en 1979 durante la guerra en Camboya. Hasta 1997 el gobierno le pagaba una pensión de veterano, pero dejaron de pagarle y no sabemos por qué.

A causa de sus heridas está muy enfermo y no puede trabajar. Se queda en casa y toca música para mí, porque sabe que me gusta mucho cantar.

 

Quiero ser cantante. Cada tarde practico en casa y algunos días, en la escuela, el profesor me pide que cante para mis compañeros y compañeras. Aunque me pongo muy nerviosa y me da vergüenza, la verdad es que me encanta.

Me levanto a las 6 de la mañana y después de prepararme, me voy en bici al colegio. Como la carretera a la escuela está en muy malas condiciones,llegar al cole durante la época lluviosa puede ser muy duro. Tengo que parar muchas veces y limpiar el barro de las ruedas porque se quedan clavadas en el lodo.

Me gusta hacer bromas con mis amigas y charlar y así nos entretenemos cuando vamos juntos al colegio.Cuando llego a la escuela, compro mi desayuno y entonces voy a clase hasta las 11 de la mañana. Entre clase y clase me gusta saltar a la comba, que es mi juego favorito. Mis asignaturas favoritas son lengua jemer y matemáticas. Estoy muy centrada en estudiar y aprender porque mis padres me dijeron que no se les permitió estudiar durante el régimen de Pol Pot porque no tenían escuela.

Cuando llego a casa del cole, cocino para la familia y lavo los platos y la ropa. Por la tarde hago los deberes, si tengo, y canto un rato antes de cenar.

 

Antes de recibir la beca de Agua de Coco, mi madre tenía que comprarme todo el material escolar. La familia se esforzó muchísimo para asumir esos gastos porque no tenemos mucho dinero en casa y el material escolar cuesta casi 30 dólares al año, y ¡eso es muy caro! Ir al colegio ahora es mucho más fácil por que ya tengo todos los materiales y puedo concentrarme en mis estudios. También asisto a clases de pintura dos veces por semana y a un taller de informática cuatro veces al mes, organizados por Agua de Coco. Esas son las clases más divertidas en la escuela. En ambas clases, la de pintura y la de informática, jugamos juntos. Aprendemos inglés y habilidades informáticas y cómo dibujar y hacer artesanías.

 

 

¿Cómo afectó a la educación la guerra de Camboya?

Toda una generación procedente de zonas rurales luchó con la inseguridad y la falta de escuelas durante el régimen de Pol Pot.
Esta generación no pudo asistir a clase y muchas personas a partir de los 40 años no tienen educación básica, la mayoría no saben leer o escribir.
Cuando finalizó el régimen de Pol Pot, la falta de infraestructuras y de escuelas obligó a muchos niños y niñas a estudiar en pagodas, que son templos budistas, donde los monjes les ayudaban a estudiar.

X
X