fbpx

En Agua de Coco la amistad es un valor fundamental. En Agua de Coco actuamos cada día a través de varios proyectos en favor de la educación, lo que consideramos el motor del desarrollo sostenible. El proyecto Namana es uno de los que tiene una especial importancia y va creciendo cada día un poco más gracias a la riqueza y creatividad proporcionadas por las centenas de niños y niñas que participan en el programa desde varios países de Europa y Madagascar.

Hemos elegido llamar este proyecto “Namana”, «amistad» en malgache, pues caracteriza totalmente su sentido y naturaleza: fomentar los cambios interculturales entre niños y niñas europeas y malgaches con la idea de transmitir paz y solidaridad internacional y con ello crear lazos de amistad a miles de kilometros. Este proyecto está, sobre todo, asentado en Tulear, una ciudad al sur de Madagascar donde el equipo de  Agua de Coco está muy activo y lleva a cabo todas las actividades y acciones realizadas concernientes a este amplio proyecto. Mientras que los centros hermanados de España y resto de europa, están extendidos en diferentes ciudades. Allí las coordinadoras de diferentes origenes se encargan de las actividades pedagógicas que hacen en colaboración con nuestros centros aquí en Europa.

Como quizás ya sabéis, Madagascar, como la gran mayoría de los países empobrecidos, está afectado por el trabajo infantil. A veces, los niños y niñas trabajan con sus padres, no por obligación sino a falta de otra alternativa y el absentismo escolar es una de las consecuencias. Así que el objetivo de Agua de Coco consiste en luchar contra estos problemas, de varias maneras, proponiendo una diversidad de actividades educativas, culturales y lúdicas a los niños y niñas para que puedan disfrutar de su tiempo libre y dar voz a su imaginación, creatividad y curiosidad.

Dentro de este proyecto Namana, apoyamos estos objetivos, pues con las actividades enmarcadas dentro del horario escolar en Madagascar, aportamos más motivos para que ir a la escuela sea una gran aventura. Cada alumno y alumna encuentra su satisfacción, pues se encuentran con otros niños y niñas de España, de Francia o de Andorra a través una simple pantalla, descubriendo las diferencias culturales que les distinguen, pero sobre todo los puntos en común que les unen. Otro gran momento es la recepción de los dibujos y autorretratos directamente llegados desde Europa que algunos y algunas esperan con impaciencia. Estas y otras actividades componen la amplia selección de módulos pedagógicos dentro del proyecto Namana elaborados a partir de los actuales desafíos que nuestra sociedad intenta de superar: la solidaridad y la cooperación, la paz, el respeto y la tolerancia.

Mas vale centrarse sobre los que nos une y ver que las diferencias nos enriquecen, es el mensaje que el proyecto Namana quiere enseñar a los niños y niñas. Un objetivo que nos esforzamos por conseguir en todos los paises donde realizamos el proyecto.Por eso en Namana la amistad es nuestro mayo objetivo.