fbpx

Más de 3,5 millones de madres y niños menores de cinco años mueren innecesariamente cada año en el mundo como consecuencia de la desnutrición con graves consecuencias en los niños y niñas afectadas antes de los dos años cuando su desarrollo neuronal está sin completar.

Madagascar padece, debido a su pobreza e ínfimo desarrollo, de desnutrición crónica, agravada por la falta de recursos para la provisión de servicios sanitarios y educativos básicos. Es el 4º de entre los 7 países que el Índice Global del Hambre (GHI) de 2017 considera en una situación extremadamente alarmante o alarmante en cuanto a su situación alimentaria. Su gran riqueza mineral, agrícola y ganadera, que podría asegurar una vida digna a los malgaches, no se traduce en un desarrollo estable para la población, debido a la mala gestión de la misma y al altísimo índice de corrupción que provoca que los escasos fondos gubernamentales destinados a proyectos sociales no lleguen a sus beneficiarios finales.

Para hacer frente a esta situación Agua de Coco puso en marcha la pasada primavera la campaña «Cada coco cuenta» que tenía como objetivo la consecución de 30 000 € para apoyar los siguientes proyectos relacionados con la lucha contra la malnutrición:

Ya está disponible el informe de campaña dónde podéis ver nuestros resultados conseguidos.

¡Cada coco cuenta! ¡Muchas gracias por hacerlo posible!