fbpx

SALAMA!

La semana pasada, como cada semana desde que empezó el curso escolar,  las voluntarias de Namana en Granada estuvieron en las aulas acercando la cultura de Madagascar y realizando acciones de concienciación.

Entre todas las actividades que se llevaron a cabo, una de las más impactantes fue la realizada a través de la técnica del teatro social de Paulo Freire, para reflexionar, de una manera artística y transformadora, sobre la paz, cómo vivir el conflicto, cómo aparece en su medio y cómo resolverlo desde una cultura de paz.

Los niños y niñas fueron representando situaciones cotidianas facilitadas por la dinamizadora, en las que pueden llegar a sentir conflicto en su cotidianidad.

Con esta técnica, cuando se llega a este punto dentro de la representación, la actuación se congela y los niños y niñas, abiertamente, opinan sobre lo que está sucediendo en la escena, cómo le afecta a cada uno/a y cómo proponen solucionarlo.

Después se da la posibilidad de que alguno/a se intercambie por uno de los personajes en conflicto y continúe la acción de otra manera, con la idea de poder resolver lo que está aconteciendo desde lo acordado en el debate.

El alumnado tuvo una respuesta excepcional. Plantearon situaciones de debate, se lo pasaron en grande y aprendieron junto a las voluntarias, sobre la importancia del diálogo, el respeto y la escucha.