HACIA EL FINAL DE LA EPIDEMIA:

Este año, la peste ha afectado Madagascar antes de lo habitual y se ha propagado rápidamente. Al extenderse más allá de las zonas que normalmente se ven afectadas, la inquietud ha ido aumentando entre la población de la isla, y de los territorios y países vecinos.
Entre los meses de agosto y noviembre de 2017, se han notificado más de 1.300 casos de peste sospechosos, probables o confirmados, 135 de ellos mortales. Este brote es de una gravedad inaudita y la temporada de peste todavía puede durar 5 meses (Fuente BNGRC Madagascar).
Hay que subrayar que la peste es endémica en Madagascar, se cuentan 400 casos anuales, sobre todo de la forma bubónica (que se transmite mediante picaduras de pulgas infectadas por ratas). Al contrario de los brotes anteriores, este año las grandes zonas urbanas también se ven afectadas, por lo que el riesgo de transmisión es elevado. La cantidad de casos identificados hasta el momento es mucho mayor de lo que se prevé normalmente en esta época del año. Este año, los casos de peste neumónica (se transmite entre personas) ya son mayoritarios frente a los casos de peste bubónica.
A mediados de noviembre de 2017, la epidemia de peste que ha castigado casi al conjunto del país (54 distritos afectados de 112 en Madagascar), actualmente está disminuyendo e incluso retrocediendo. Es una buena noticia para la población de Madagascar. En algunos distritos se mantiene la vigilancia.

ACCIONES FUERTES POR PARTE DE AGUA DE COCO

Agua de Coco ha reconocido la gravedad de la epidemia des del mes de septiembre con los primeros datos aportados por el Ministerio de Salud Pública de Madagascar. El programa Bel Avenir se ha coordinado rápidamente con las autoridades sanitarias de las dos regiones en las que intervenimos (Región Atsimo Andrefana y Alto Mastiatra) para participar activamente en la gestión de la peste a nivel regional.
Esta movilización por parte de nuestra asociación se ha materializado en un plan de medidas de urgencia puesto en marcha des de finales de octubre y durante la llegada de los primeros casos en las zonas de intervención de Agua de Coco. Estas medidas se dividen en tres puntos:

  • Ayuda a los beneficiarios y a las escuelas de nuestras zonas de intervención:
    • Prevenir e informar
    • Impresión y difusión de carteles y trípticos informativos del Ministerio de Salud pública de Madagascar sobre la peste y su propagación en los sitios con afluencia de público,
    • Información a los responsables y a los jóvenes de las actuaciones que reducen la propagación de la peste,
  • Reducir el riesgo
    • Desratización y la eliminación de las pulgas cada dos semanas en todos los sitios con afluencia de menores,
    • Limitación del acceso de los niños a las zonas con riesgo de contaminación (paradas de autobuses, mercados…).
  • Ayuda a las estructuras sanitarias:
    • Satisfacer las necesidades sanitarias y materiales.

Varias decenas de acciones preventivas e informativas se han llevado a cabo sobre el terreno y se han puesto en marcha varias acciones de desratización y de tratamiento de pulgas en los establecimientos educativos u otros centros con afluencia de menores.

¿Y AHORA QUÉ?
¿ESPERAMOS A LA PROXIMA EPIDEMIA O ACTUAMOS?

Aunque los antibióticos y el tratamiento sintomático sean eficaces si el diagnóstico es precoz, no podemos permitirnos esperar hasta la próxima epidemia.
La peste es ante todo una enfermedad de la pobreza. La malnutrición y la pobreza tanto en las zonas urbanas como en las rurales son factores que agravan la propagación de la epidemia de peste en Madagascar.
Es importante intensificar los esfuerzos junto a la población del Sur de Madagascar (la zona más pobre de Madagascar)
Llevando a cabo actuaciones fuertes de lucha contra la malnutrición infantil y de las mujeres sobre todo a través del funcionamiento de los CENUT (Centro de Educación NUTricional) o en los comedores escolares.
Con 20€ al mes, podemos alimentar 5 niños cada día.
Reforzando las medidas de protección con la educación en higiene, la sensibilización acerca de algunas enfermedades y el acompañamiento de las personas más desfavorecidas hacia las estructuras sanitarias,
Con 15€ al mes, podemos sensibilizar sobre la higiene y sobre el tratamiento de cientos de personas.
Garantizando una educación de calidad para los jóvenes que serán los futuros adultos de su comunidad y podrán crear verdaderos cambios en su conducta
Con 10€ al mes, podemos escolarizar a 12 niños cada día.

 

Con vuestro apoyo, podremos poner en marcha estas medidas urgentes en el mayor número de colegios y hospitales en el sur de Madagascar.

¿Cómo puedes apoyar nuestra campaña de emergencia?

 

El objetivo económico de esta campaña es de 30 000 € y necesitamos 350 nuevas socias y socios para prevenir esta epidemia, ¿Te unes?

 


SEGUIMIENTO EN MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

>> Sigue nuestras noticias sobre #peste

 

Más información:

>> Brochure_peste_finale

>> proyecto-emergencia-peste

>> NI-aplazamientoMG-peste-AdC

>> plan-accion-peste

0