fbpx

25 años Agua de Coco

Asóciate

Desde el 1 de febrero de 2019 al 30 de enero de 2020 (12 meses).

Campañas

Son muchas las historias que podemos contar en estos 25 años desde que naciese nuestra organización. Fue en 1994 cuando José Luís Guirao, presidente y fundador de Agua de Coco, decidía poner en marcha este proyecto en Camboya. El objetivo era poder apoyar a las familias en situación de riesgo de exclusión social y que vivían en la calle, en un contexto donde la guerra había dejado mella. Nacía así la Casa del Agua de Coco, una organización que más tarde se expandiría a Brasil y Madagascar.

Hoy, 25 años más tarde, la red Agua de Coco trabaja en Madagascar y Camboya y tiene una red en una decena de países a través de la cual trabajamos de forma coordinada para mejorar la calidad de vida de muchas personas tanto en Madagascar como en Camboya.

Objetivos

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA

El objetivo económico marcado por Agua de Coco ha sido de 75.000€ que se conseguirán a través de eventos, actividades y patrocinios.

DESTINO DE LOS FONDOS DE LA CAMPAÑA 25 ANIVERSARIO

Todos los fondos recaudados en la campaña de 25 aniversario de 2019, irán destinados a financiar aquellos proyectos que tienen una mayor necesidad de financiación en este ejercicio 2019, estos proyectos son: Granja escuela de Fianarantsoa, Escuela de Los Zafiros y  el programa de lucha contra la malnutrición.

La finalidad de este proyecto de desarrollo integral es la formación y preparación de 80 jóvenes desfavorecidos y desfavorecidas de la ciudad de Fianarantsoa para su reinserción en la sociedad malgache, a través del aprendizaje y de la capacitación de un oficio digno y de unos conocimientos profesionales, higiénicos, sanitarios y domésticos necesarios para desenvolverse de forma autónoma en la vida diaria. Asimismo, facilitamos a las chicas un hogar seguro donde poder vivir, estudiar y alimentarse, para que crezcan como adultas formadas y conscientes de sus derechos y de la importancia de su progresivo empoderamiento.

El objetivo de la creación de esta escuela es mejorar el acceso al derecho a la educación de las y los menores de Antshoamadiro (una región al sudoeste de Madagacar), garantizando su alimentación y formación. Este objetivo contribuye a su vez a disminuir las grandes tasas de explotación laboral y sexual infantil, algo que, si bien es generalizado en todo el país, tiene una especial incidencia en las zonas más empobrecidas de Madagascar como es la región de Tuléar, donde se desarrolla este proyecto.

Los beneficiarios del proyecto son 326 niños y niñas, y adolescentes de la población de Antshoamadiro, y 54 de esas niñas serán además escolarizadas e internadas en la residencia. Indirectamente se benefician 1300 familiares ya que disfrutan de la única escuela, la única biblioteca y el único espacio lúdico de la zona, además de asegurar un futuro con más oportunidades para los hijos e hijas. Además de formación y residencia, en la Escuela se asegura una comida al día para los estudiantes, lo que repercute también en la economía familiar, en la reducción de las tasas de abandono escolar y en la lucha contra la malnutrición.

En Madagascar, el deterioro del sistema de atención de salud primaria —que se refleja, entre otros aspectos, en el número y la distribución inadecuados del personal sanitario, la escasez de suministros médicos, y la larga distancia y el costo elevado para acceder a los servicios— constituye un obstáculo considerable al acceso y el uso al sistema básico de salud. Además, Madagascar registra la cuarta mayor tasa de desnutrición crónica del mundo: aproximadamente la mitad (el 47 %) de los niños menores de cinco años sufre un retraso del crecimiento. Nuestros proyectos son de lucha contra la malnutrición y de educación nutricional principalmente a mujeres y niñas y niños.
En el CAM, el arte y la música se utilizan como medios eficaces para transmitir mensajes de sensibilización y educación en valores a la población y al alumnado.

El Centro de Arte y Música (CAM) de Tulear es uno de nuestros proyectos más emblemáticos. Esta escuela artística está situada en el antiguo Cinema Tropic y ofrece 12 disciplinas artísticas diferentes: batucada, fanfarria, capoeira, circo, góspel, marionetas gigantes, piano, guitarra, pintura, baile de salón, acordeón, etc. con más de 4.700 horas de formación al año.

Desde 2014, la Granja Escuela de Mangily abrió sus puertas para formar a cuarenta jóvenes de entornos empobrecidos, sobre métodos sostenibles de agricultura y ganadería así como de ecoturismo. Teniendo a disposición un jardín botánico, campos y rebaños, se les forma durante en año sobre el respeto el medio ambiente mientras aprenden a administrar mejor los recursos naturales. Cada estudiante dispone de una parcela para aplicar lo que ha aprendido acerca de su propia cultura, lo que en parte beneficia a su familia.

Eventos

Noticias de nuestras campañas